Mamá en épocas difíciles


Mamá en épocas difíciles

 

Índice

  1. ¡Mamá, no te preocupes!
  2. Aprovecha el tiempo y entrena 
  3. ¿Intensidad o sufrimiento?

El tiempo intenso nos ha puesto a prueba como seres humanos, hijos, padres, hermanos, compañeros y amigos. En Mini Burbujas creemos que salir adelante, es el camino en el que debemos confiar aunque no se presente fácil. 


A través de la crianza es como descubres tu camino como madre. Un camino que si lo llevas de forma consciente, sin drama y desorden,  será sumamente satisfactorio para ti y para tus hijos. El primer paso que hay que dar es estar dispuesta a amarte a ti misma otorgando tiempo para entrenar el ser consciente.

  

¡Mamá, no te preocupes!

 

A las dificultades hay que verlas con respeto e interés, sólo preocuparte puede resultar muy frustrante, te mantiene entretenida pero no te lleva a ningún punto, te inmoviliza, genera pesar y atrae basura a tu mente. Y ¡atención! tus hijos te observan y también aprenden a actuar de la misma manera. 

Los días complejos, esos que de pronto no ves en qué momento van a terminar, ponen el camino difícil en la crianza, por ello, hay que equilibrarlos con fortalezas como son: la familia, los amigos, tu comunidad. Tu parte, será la que permite recibir amor, apoyo y compañía. Si dejamos de lado por un momento la coraza de super mamás fuertes e imposibles de doblegarse vamos a recibir más y  pasaremos de sentirnos perdidas a tener claridad.

Un ejercicio con el que puedes entrenar a tu cerebro es ver más cosas positivas que negativas. Observa lo que SÍ está funcionando a tu alrededor. Y por favor, enfócate en tus dificultades no en las de los demás, cada uno debe ser responsable de resolver sus propios problemas.

El estrés es una situación que llega a manifestar enfermedades y lo mejor es dejar de vivir ahí, en ese hoyo sin fondo y tratar de encontrar la sencillez de la vida. El tiempo difícil que hemos vivido trajo consigo la simplicidad y es conveniente tomarla.

Toma tu tiempo, organízalo y regálate 1 hora diaria para entrenar a tu cerebro. No te compliques, agenda, inicia y respeta ese tiempo tuyo. 

 

Aprovecha el tiempo y entrena.

 

Lleva a cabo estos tres ejercicios que te van a traer una perspectiva diferente de cómo ver las situaciones que aparentan ser difíciles. 

  • Reconoce.

“Acepta lo que no sabes”. Si supieras, no te sentirías enredada.

  • Escucha y recibe información

“Date la oportunidad de escuchar a otros”. Concéntrate en lo que tratan de transmitir y selecciona información de calidad.

  • ¡Prepárate!

Esto es algo de todos los días, tal cual como en el deporte, con cambios, avances, miedos y probablemente lesiones. Prepárate para actuar y elegir qué hacer, de lo contrario otros lo harán por ti.

 

¿Intensidad o sufrimiento?

 

Intensidad es una situación externa, tiene que ver en cómo ves una circunstancia que se presenta y actúas conscientemente para resolverlo antes de sufrirlo.

El sufrimiento es interno, es un dolor en el alma. En el momento en que hay situaciones que sientes que te rebasan, no puedes controlar ni resolver, haces una elección, y la mayoría de las veces por no entrenar nuestra mente elegimos sufrir.

El camino directo a sufrir es cuando te la pasas pensando en: “¿qué tal si...? mi hijo se cae, reprueba, no tiene amigos, etc.” Hay que entrenar para pasar del “¿qué tal si...?” a reflexionar objetivamente en el  “lo que sí está pasando es… que se está sosteniendo bien para trepar, que no entiende la tarea, que le cuesta trabajo comunicarse o expresarse”.

Escribe en una hoja, de lado izquierdo, una situación que sientes complicada, y de lado derecho, las acciones que la pueden cambiar. Describe también lo que no conoces sobre esta circunstancia. Ve por tus fortalezas, elige en quién y en qué apoyarte, menciónalos en tu escrito. Date tiempo para buscarlos, escucharlos, leerlos y obtener información y energía que te impulsen a actuar de manera consciente y desde tu gran amor de mamá.

Prepárate para vivir sin la carga de las preocupaciones. Tiempos difíciles siempre los habrá y de ti depende si aprendes de ellos o permites que te afecten.

Vale la pena ir por la vida con sólo lo necesario. Como si fueras viajando dentro de una burbuja transparente que te protege y te otorga una visión diferente de lo que está a tu alrededor.


¿Te gustaría intentarlo?


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados



Ayuda miniburbujas
¿Necesitas ayuda?