9 consejos para elegir el primer par de zapatos para tus niños


4 minutos de lectura

 

Si algo he tenido muy claro desde que inicié en este grandioso mundo de ser mamá ha sido lo importante que es crear y mantener un vínculo afectivo fuerte y positivo con mis hijos para ayudarlos a crecer… 


…no ha sido fácil, y si les digo la verdad, ha estado lleno de dudas y errores.

Índice:

  1. La importancia de decidir el primer par de zapatos para tus niños
  2. Papá y Mamá siempre piensan en sus hijos
  3. Los zapatos acompañan a tus hijos en los momentos más importantes
  4. 9 consejos para elegir el primer par de zapatos para tus niños

 

La Importancia de decidir el Primer par de Zapatos para tus niños

Los pequeños detalles de la vida cotidiana me han ayudado. Cada momento se convierte en una oportunidad para demostrarles lo mucho que los amo y lo incondicional que seré para mis hijos. He tratado de seguir un principio básico que es el hacerlos sentirse seguros, protegidos y estables. Ello no tiene mucho que ver con apapacharlos o besarlos todo el día y aunque eso es inevitable porque los papás amamos hacer eso y lo haríamos por horas, tiene más que ver con el hecho de iniciar un camino a la autonomía


...tiene que ver con enseñarles a andar por sí solos.


A distancia, una decisión de compra para nuestros hijos se puede ver fácil y rápida, algo que no debe implicar ningún contratiempo y sin embargo cuando te encuentras en el momento y lugar para llevarla a cabo se convierte en un proceso lleno de cuestionamientos.

Pongamos un ejemplo, uno muy importante: ¨su primer par de zapatos¨.

 

Papá y Mamá siempre piensan en sus hijos

¿Qué nos motiva a los papás a adquirir un par de zapatos para nuestro pequeño o pequeña? ¡Bueno! Para algunos será el proteger sus pies, darles estabilidad, ayudarles en su equilibrio, ir creando a través del vestir su personalidad, para otros, puede ser una mera circunstancia como cumplir con un evento social o tal vez apurar el paso para que ese niño o niña se convierta en menos tiempo en un gran deportista, para mi significaba el poder darles libertad de movimiento.

Y así sucede, de pronto te encuentras viendo por horas exhibidores en una plaza comercial o te la pasas recorriendo páginas y páginas de internet porque por supuesto buscas y quieres obtener lo ideal, lo que lo hace sentirse único porque para ti lo es.

Los zapatos acompañan a tus hijos en los momentos más importantes

 

Cafés, rosas, azules, negros, blancos, de suela, de tela, de piel, con agujetas, con velcro, brillantes, conservadores, casuales, abiertos, rígidos, de bota, al tobillo, ¡wow! Una infinidad de opciones ante tus ojos. Y de ahí, pasas a la segunda fase: ¨Las dudas¨… ¿Y si le lastiman?, ¿y si no le quedan?, ¿si no los amolda?, ¿si no corre bien?, ¿le gustarán?, ¿crees que le duren? ¡Caray! ¡qué difícil! y ¡que hermosos momentos!

Porque en cada prueba, vives una infinidad de emociones irrepetibles lo ves o la visualizas con sus zapatos puestos corriendo y jugando feliz, sintiéndose segura, sintiéndose fuerte.

Cada par que pruebe, para nosotros los papás representa el inicio de lo que vemos y deseamos sea en un futuro, cuántos no hemos proyectado a un atleta con un par de tenis, a un médico con unos zapatos con agujetas o a una vaquera con unas botas. Sin duda, cada juego de zapatitos lo acompañará en un momento diferente de su vida.

Así, lo cotidiano se presenta como una oportunidad de dar amor a tus hijos. Sus primeros grandes pasos, su alegría de tomar el pequeño pasillo de la tienda como una gran pista de correr para probar sus zapatos nuevos, los grandes ojos que muestra al verlos puestos, el evitar que se los cambies para probar otro par, el querer dormir con ellos y durar horas enteras tratando de entender cómo se amarran las agujetas o intentando meter la agujeta por el orificio, llorar porque se le ensuciaron y ver cómo se los pone al revés.

Nada sustituye esos momentos y también nada evade nuestra responsabilidad sobre una buena elección.

Hoy he querido ahorrarles momentos abrumadores aportándoles algunos tips, que espero les funcionen muy bien para esas elecciones de primera vez al momento de adquirir sus zapatitos.



Estos consejos me los otorgó una entrañable amiga pediatra al compartirle mi frustración porque mi primer hijo no usaba los zapatos que yo le compraba.

9 consejos para elegir el primer par de zapatos para tus niños


¡Pon atención! Cuando tengas múltiples opciones frente a ti trata de ser objetivo u objetiva y revisa si lo que estás seleccionando para tu hija o hijo cuenta con lo siguiente:


  1. Flexibilidad: debes evitar que la suela sea rígida, al comprarlos verifica que los puedas flexionar con tus manos y no te sea difícil hacerlo. De preferencia que tengan suela antiderrapante.
  2. Que sean ligeros: sobre todo al principio, cuando los bebés empiezan a dar los primeros pasos es suficiente que aprendan a cargar con el peso de su cuerpo, no es conveniente agregarles más peso en sus pies.
  3. Revisa el talón y los laterales ya que deben de estar reforzados.
  4. Que no tengan costuras internas que puedan llegar a lastimarlos
  5. Nuevos: cada uno caminamos de forma diferente, un zapato que te heredan tiene cambios en la horma y le hará difícil los primeros pasos a tu bebé en su proceso de adaptación.
  6. Observa la horma: procura que sea ancha, sus dedos no deben amontonarse, también que no tenga costuras para que no ocasione rozaduras en los pies de tu bebé.
  7. Con material fresco: para evitar que suden sus piecitos y se presenten infecciones por hongos. El pie debe contar en todo momento con una adecuada transpiración
  8. Pueden tener velcro: este se recomienda para bebés que van a caminar por primera vez, ya que facilita que ellos aprendan a ponerse sus zapatos por sí solos y comiencen a sentirse independientes. Además, si tu bebé tiene su piecito ancho o su empeine alto el velcro le resultará muy cómodo.
  9. Que la talla sea la correcta: el pie de tu pequeño está en constante crecimiento.
    • De los 0 a los 15 meses crece en promedio medio número (3 milímetros) cada 2 meses.
    • De los 15 a los 25 meses crece medio número cada 3 meses.
    • De los 2 años a los 3 medio número cada 4 meses y a partir de los 3 años los periodos de crecimiento se van alargando. Lo recomendable siempre es que entre el dedo más largo del pie y la punta del zapato haya un espacio de 4mm mínimo para que no le apriete y camine cómodo. Hay que permanecer atentos para que el zapatito nunca apriete su pie y tenga su holgura necesaria.



Un buen calzado infantil es fundamental para el desarrollo adecuado de los pies de los niños. Debemos procurar que tengan una movilidad interna y considerar también, que el calzado debe sustituirse cuando ya no se encuentre en buenas condiciones.

Lo cierto es que más de una vez como padres tomaremos una decisión no muy acertada y lo importante será, en ese momento, tratar de corregir y seguir adelante observando y acompañando felices los pequeños grandes pasos que nuestros hijos den.

¡Me gustaría leerte! Y que me compartieras algún tip que te haya funcionado para la elección de los zapatitos de tu pequeño en casa.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados



Ayuda miniburbujas
¿Necesitas ayuda?